queeselcopywriting

¿Qué es el copywriting y por qué lo necesitas para tu negocio?

¿Qué es el copywriting? Antes de empezar a compartir contenido sobre copywriting, me parecía oportuno explicar un poco qué significa esta palabra por si aún no lo tienes claro. Porque lo cierto es que, si tienes un negocio online o te estás planteando abrir uno, necesitas saber qué es el copywriting y todo lo que puede hacer por ti.

En este artículo te hablaré más sobre el copywriting para que entiendas qué es y por qué lo necesitas en tu negocio.

Qué es el copywriting 

La traducción literal de copywriting es “redacción publicitaria”. Otra definición muy breve sería la de “escribir para vender”. Es decir, es una forma de escritura persuasiva que se hace con el objetivo de que el lector de un texto realice una acción.

A esta acción se le llama “conversión” y, aunque generalmente suele enfocarse a la venta, no tiene por qué tratarse solo de eso. La conversión también puede ser que el lector se suscriba a una newsletter, que deje un comentario, que comparta una publicación, que rellene un formulario, que se apunte a un webinar, etc. 

Pero, además de escribir para conseguir ventas o conversión, para mí detrás de la palabra copywriting hay mucho más. También se trata de encontrar la voz de mi negocio. Se trata de conocer bien a mi comunidad y de conectar con ella, de empatizar con mis clientes potenciales y de comprenderlos. Se trata de vender, sí. Pero no venderles a toda costa, sino solamente cosas que realmente quieren o necesitan.

El copywriting web

Aunque en un sentido clásico el copywriting ha existido desde hace décadas en forma de publicidad (si has visto la serie Mad Men sabrás a lo que me refiero), hoy lo que nos interesa a los negocios digitales es el copywriting web. Es decir, la habilidad de escribir los textos de una página web que animen a tu cliente a pasar a la acción.

Para escribir estos textos, un copywriter no solamente debe saber escribir o ser muy creativo, sino que también tiene que tener nociones de psicología de ventas y marketing digital. No se trata de escribir bonito, no es literatura. Para que el copywriting de una web sea efectivo, lo más importante es que sea estratégico y esté basado en una buena investigación previa. 

Lo primero que debe hacer un copywriter antes de ponerse a escribir es conocer a su público objetivo y sus preocupaciones o “puntos de dolor”. El resultado de esta investigación son textos persuasivos que le hablan al lector en su idioma y lo incitan a realizar cierta acción.  

¿Qué textos puede escribir un copywriter?

En general, un copywriter web es una persona que se puede encargar de escribir todos estos textos: 

  • Las páginas de venta o de servicio de una web 
  • Los “funnels” o embudos de venta de un producto o servicio
  • La página “sobre mí” o “sobre nosotros”
  • La página de contacto de una web
  • Las fichas de productos de un ecommerce
  • La newsletter de un negocio
  • Las publicaciones en redes sociales
  • La campañas de email marketing
  • Las landing pages (páginas de aterrizaje)

Como profesional de la escritura, un copywriter también puede realizar tareas de redacción de un blog. Pero estos artículos no tendrán tanto la intención de convertir, sino la de dar autoridad a una marca ofreciendo contenido de valor gratuito y atrayendo tráfico orgánico a la web a través del SEO y las redes sociales.

A continuación veremos más diferencias entre el copywriting y la redacción web.

Diferencia entre el copywriting y la redacción web

Este es un punto que a menudo genera confusión por eso conviene aclarar que, aunque el copywriting y la redacción web estén muy relacionados, tienen objetivos diferentes.

La redacción web consiste en crear artículos de tipo informativo sobre temas que le interesan al público objetivo de un negocio. Sirven para generar una relación de confianza con el lector, ofreciéndole contenido de valor gratuito que poco a poco puede ir acercándolo a la compra de servicios de pago (aunque no siempre tiene por qué ser así). 

Por otra parte, el copywriting tiene una clara intención persuasiva: convencer al lector de que realice una determinada acción. 

En pocas palabras, el copywriting tiene por meta la conversión, mientras que la redacción tiene como objetivo el informar. La redacción de contenidos educa y el copywriting vende.

Por ejemplo, en este blog hay artículos de redacción sobre copywriting para redes sociales donde te doy consejos para que tú misma puedas aplicarlos. Son artículos informativos que enseñan algo de valor. Por otra parte, también ofrezco un servicio de pago de creación de contenido para Instagram por si prefieres olvidarte del tema y dejarlo todo en mis manos. En estas páginas de servicios la intención es la venta. El blog, sin embargo, no lo escribo con intención de vender, sino de generar contenido de valor que me dé autoridad y ayudar con ello a que mi audiencia confíe en mí.

Aunque no tenga el objetivo claro de persuadir, la redacción web es fundamental para todo negocio ya que es una forma de atraer tráfico orgánico a tu web y ganarte la confianza de tu público a través de tus artículos. Es una estrategia a medio-largo plazo, que requiere de tiempo y esfuerzo, pero que vale mucho la pena.

Persuadir vs manipular, ¿persuadir no es malo?

Cuando hablamos de copywriting como escritura persuasiva, tenemos que hacer una diferencia entre “persuadir” y “manipular”, ya que existe una gran confusión entre estos verbos y algunas personas pueden pensar que persuadir es negativo.

La persuasión de por sí no es mala, siempre y cuando busquemos el mejor interés para el lector o cliente. Es decir, el buen copywriter no intenta vender a cualquier precio, sino que promueve algo que sabe que es bueno para la persona que lo va a comprar.

Un copywriter de verdad no engaña, ni escribe textos para vender productos en los que personalmente no cree. Utiliza el poder de la persuasión con la idea de ayudar al cliente a solucionar un problema poniéndole en bandeja algo que ese cliente realmente desea o necesita. 

Manipular sí es negativo, ya que eso implica influir en la opinión de alguien para que realice una acción que sería beneficiosa para nosotros, pero no necesariamente para la persona que la realiza. 

Con el copywriting persuadimos buscando siempre el mejor interés del lector o cliente.

Características de un buen copywriter

Si estás buscando a un copywriter para que escriba los textos de tu página web, te voy a mencionar las características imprescindibles que debe tener.

Obviamente, lo primordial es saber escribir. Pero ojo, que aunque un copywriter debe escribir bien, no tiene por qué hacerlo como Mario Vargas Llosa o Gabriel García Márquez. Es decir, no se trata de escribir textos literarios, sino de hacerlo con la máxima claridad y sencillez posible.

Más que en la literatura, el trabajo del copywriter se basa en la investigación y en la estrategia. El copywriter es un redactor que construye textos persuasivos en los que cada palabra tiene un por qué.

Las características principales que debe tener un buen copywriting son: 

  • Empatía: esta es la característica más importante, ya que debe saber escuchar a su cliente ideal y prácticamente leer su mente. De este modo, podrá anticiparse a sus necesidades y escribir textos tan enfocados en el lector que este se identifique y piense: “esto parece que lo han escrito para mí”.
  • Curiosidad: el copywriter tiene que saber mucho sobre el producto o servicio que va a vender. Por eso, debe ser una persona curiosa, con inquietudes y ganas de aprender sobre cualquier tema.
  • Saber escribir textos de calidad: aunque no tenga que ser un Premio Nobel de Literatura, sobra decir que el copywriter debe escribir con claridad, sin faltas de ortografía y sin darle patadas al diccionario.
  • Basarse en datos: un copywriter nunca basa sus palabras en humo. Lo que dice, lo dice por algo y lo demuestra apoyándose en fuentes, gráficos, testimonios, etc. 
  • Ser directo: el buen copywriter no se anda por las ramas. Escribe mensajes directos utilizando un lenguaje sencillo y evitando palabras rebuscadas o florituras. Ataca directamente al punto de dolor del cliente ideal y después le ofrece una solución. 
  • Ser creativo: un texto aburrido no puede ser aburrido. Por ello, un copywriting debe saber encontrar buenas ideas, contar historias basadas en experiencias personales a través del storytelling, utilizar técnicas para enganchar al lector, etc. No obstante, la creatividad debe tener ciertos límites ya que no estamos hablando de textos literarios, sino de marketing. Los textos se escriben con la finalidad de convertir y no para entretener o divertir al lector.

¿En qué puede ayudar el copywriting a tu negocio?

Si tienes un producto o servicio que quieres vender por internet, necesitas aplicar copywriting a tu web y a tus publicaciones en redes sociales.

Tienes que conocer a tu cliente ideal y aprender a seducirlo. Tienes que entender que a tu cliente no le interesas tú o tu negocio, sino resolver el problema que tiene. Que compra por razones emocionales y no le interesan lo más mínimo las características de tu producto, sino los beneficios que va a experimentar. Tienes que atacar a su punto de dolor e, inmediatamente después, ponerle la solución en bandeja. Lograr que se imagine a sí mismo disfrutando de tu producto o servicio.

Para que se decida por ti, primero necesitas que haya conexión, emoción y chispa. Necesitas que confíe en ti y que se sienta como en casa. 

Todo esto lo puedes conseguir utilizando a tu favor el poder de las palabras con un buen copywriting.

Espero que después de esta lectura entiendas perfectamente qué es el copywriting y que te quedes conmigo si quieres aprender más sobre cómo aplicarlo a tu web y redes sociales.

Me encantaría leer en los comentarios qué piensas sobre el copywriting, si ya lo conocías o si es un mundo nuevo para ti.

Un abrazo,

Ana

Suscríbete a Palabra de Ana y recibe gratis mi guía para escribir una bio perfecta en Instagram